© 2016 by Andrés Marcolla

Luz y oscuridad, dos caras de una misma moneda, complementarias e interdependientes. 

Cada una conteniéndose de manera implícita en su opuesta para la sola confirmación de su propia existencia.

Las apariencias fundamentales que puede presentar la realidad ante nuestros ojos.

Esa misma que no deja de ser tan solo una, única e indivisible.

andres Marcolla